Centro Tomatis Venezuela

Banner
Banner
Banner
Usted está aquí:Método TOMATIS»Ámbito de tratamiento

Ámbito de tratamiento

En situaciones de aprendizaje y de comunicación, escuchar efectivamente facilitará la recepción y la comprensión de la información verbal. El objetivo principal del Método Tomatis es mejorar la habilidad de escuchar y el deseo de comunicar de la persona. En situaciones de aprendizaje y de comunicación, escuchar efectivamente facilitará la recepción y la comprensión de la información verbal. El objetivo principal del Método Tomatis es mejorar la habilidad de escuchar y el deseo de comunicar de la persona.

Como el oído es un sistema de integración sensorial, desempeña un papel eficaz en numerosos ámbitos.

LOS TRASTORNOS DEL APRENDIZAJE


Uno de los factores importantes de los trastornos del aprendizaje es el de una ausencia de conciencia del gesto articulatorio o corporal, lo que conlleva un trastorno de la memoria a corto plazo, condición indispensable para llevar a cabo un aprendizaje normal.

Por ello, los ámbitos de aplicación se refieren directamente a las adquisiciones escolares:

bullet_verde la dislexia
bullet_naranja la disortografia
bullet_rojo la discalculia
bullet_azul la disgrafía


Se agrupan bajo el término de disfasias otros trastornos relacionados con el desarrollo del lenguaje oral. Otros se refieren a la programación y la adquisición de los gestos aprendidos y corresponden a la dispraxia.

LOS TRASTORNOS DE LA ATENCIÓN


La atención es la capacidad de seleccionar y guardar en la conciencia un acontecimiento exterior o un pensamiento. La atención puede dividirse en dos componentes:

Componente relativo al grado de atención, su intensidad

Corresponde a un estado general de estimulación y vigilancia que permite al sistema nervioso ser receptivo a toda forma de información que le llegue. La acción de nuestro método sobre este componente de la atención se refiere a lo que se llama la “función de carga” o “función dinamógena” del oído.

Concierne a los niños o adultos que no pueden permanecer concentrados durante períodos suficientemente largos en un trabajo que debe efectuarse, incluso si este requiere poco esfuerzo intelectual y presenta un carácter rutinario o familiar (por ejemplo, un trabajo de revisión o copia).

Componente selectivo de la atención

Se refiere a la capacidad de poder concentrarse en algunos elementos de una situación, inhibiendo al mismo tiempo aquellos que no se juzgan pertinentes. Es por lo tanto al mismo tiempo la capacidad de resistir a la distracción y distinguir información pertinente de la que no lo es. La acción de nuestro método en esta forma de atención va dirigida a cualquier persona a la que se califica de distraída, que sufre descuidos y desconecta la atención frecuentemente, lo que puede generar confusiones de sentido. Una modalidad particular de la atención selectiva es la atención dividida que es la capacidad de poder compartir la atención entre varias fuentes de información o tareas a efectuar. Esta modalidad de la atención, con muchas repercusiones a nivel cognoscitivo, constituye, cuando es defectuosa, una fuente de dificultad o sufrimiento considerable para el niño que aprende en la escuela.

 

LOS TRASTORNOS AFECTIVOS Y EMOCIONALES


Si bien nos damos cuenta de la importancia de movernos para mantener el cuerpo, no siempre nos damos cuenta de la importancia que representa también ocuparse de nuestro cerebro. Cuando lo estimulamos enviándole mensajes sensoriales, nos dinamiza y nos relaja. Como el oído es el canal de paso más importante de los mensajes sensoriales del cuerpo humano, comprendemos sin dificultad su papel. Esta estimulación puede ser deficiente cuando el cerebro desencadena un mecanismo de inhibición o protección. Este mecanismo se puede producirse tras un acontecimiento puntual traumatizante llamado choque emocional. El cerebro tiende también a protegerse progresivamente cuando el entorno lo agrede. Puede ser el caso de personas enfrentadas a una reorganización del ritmo de vida, el aumento de responsabilidades, a la pérdida de referencias, la presión social… Los motivos que llevan a recurrir a TOMATIS en el marco del desarrollo personal son pues múltiples y engloban las manifestaciones de “malestar” (de “estar mal”) que podemos encontrar en la vida moderna. Los motivos que más a menudo alegan quienes recurren a él son el estrés, el cansancio, el agotamiento, la ansiedad y la pérdida de confianza en sí.


LOS TRASTORNOS DE LA COMUNICACIÓN


Cualquier distorsión de escucha demasiado enraizada implica incluso que uno pierda las ganas de escuchar, lo que a su vez va a generar una  disminución de las ganas de comunicar, tanto por resignación como por la falta de confianza que resulta de las dificultades de poder hacerlo eficazmente.

Las dificultades de comunicación podrán tomar formas muy diferentes.

Por ejemplo, puede manifestarse mediante una incapacidad de aceptar recibir los sonidos que nos rodean sin sentirnos agredidos: la bocina de un coche, el golpe de una puerta que se cierra, el ambiente sonoro elevado de un restaurante, o aún algunas voces, como la de un compañero de trabajo, un pariente, un amigo. Para algunos será imposible utilizar su voz como una verdadera herramienta de comunicación, por no dominar sus distintos componentes prosódicos: entonaciones, inflexiones, ritmo, intensidad. La voz será entonces percibida como agresiva, fría, o desprovista de todo poder de expresión por el interlocutor que la recibe.

 

LOS TRASTORNOS INVASORES DEL DESARROLLO


Son trastornos graves y precoces, caracterizados por retrasos y alteraciones del desarrollo de las capacidades de interacciones sociales, cognoscitivas y de la comunicación. El Método TOMATIS ha demostrado su eficacia para ayudar a personas que sufrían trastornos del autismo y comportamientos asociados (por ejemplo, el síndrome de Asperger, el síndrome de Rett). Que quede bien claro que nuestro Método representa solo una de las múltiples maneras de proporcionar ayuda a las personas que presentan tales trastornos, pero en ningún caso basta por sí solo.

 

MEJORA DE LA VOZ Y LA MUSICALIDAD


Un de los ámbitos históricos del Método Tomatis está en relación con la mejora de la musicalidad y la voz hablada o cantada. music-notes1Así es, gracias a una acción directa sobre el mecanismo cerebral que liga percepción y acción, el principio fundamental del Método Tomatis es que toda modificación de los mecanismos relacionados con la recepción y el análisis de un mensaje sonoro tendrá consecuencias sobre el modo de reproducir este mensaje, ya sea de manera hablada, cantada o mediante un instrumento musical.

Por otra parte, una emisión vocal de calidad no exige solamente una buena escucha del mensaje sonoro que viene del exterior, sino también y sobre todo una buena autoescucha, es decir la capacidad de utilizar la propia voz como la fuente sonora a analizar y controlar con exactitud, en intensidad y calidad. Esta autoescucha puede llevarse a cabo siempre y cuando la vibración sonora percibida sea correctamente regulada por conducción ósea, que es la vía de transmisión del sonido, por todos los huesos del cuerpo y en particular por el cráneo.

 

Tu estás aquí: